Guía completa del metro de Londres

Flag
Sebastian Espanhol
20 de Setembro de 2017
472
4 minutos
Una de las mejores cosas que puedes hacer cuando viajas a una nueva ciudad es preparar un itinerario de lugares que visitar durante esos días, así no irás a la aventura ni perderás tiempo decidiendo qué ver e incluso pudiendo llegar a perderte.

Algo que ayuda mucho es una buena red de transportes que, siendo honestos, no todas las ciudades pueden presumir de tener. Porque sí es cierto que hay ocasiones en las que desplazarte llega a convertirse en una gran odisea y un gran gasto de dinero. Algo bueno que tienen muchas ciudades, es contar con el metro como sistema de transporte, pues te lleva a prácticamente todos los puntos de la ciudad y sus alrededores y suele ser una de las mejores opciones o incluso la mejor para moverte.

Si tienes pensado viajar a Londres, ya sea para aprender inglés o por el simple hecho de conocer esta ciudad tan increíble, debes saber que es una de esas ciudades que cuentan con una red de metro muy eficiente. Su metro o tube (tal y como lo llaman allí, debido a la forma cilíndrica de sus túneles) es el más antiguo del mundo, inició sus servicios en enero de 1863, hace ya 154 años. Y dentro de sus servicios, además de hacer de transporte público, puede presumir de haber salvado vidas, ya que durante la II Guerra Mundial sirvió como refugio antiaéreo.

 


 

Tiene más de 1500 kilómetros cuadrados de extensión, que son cubiertos por 12 líneas y poseen un total de 270 estaciones, divididas en nueve zonas diferentes que sirven para desplazar a más de tres millones de personas a diario, en un total de unos 400 kilómetros de recorrido.

Un punto positivo, en cuanto al turismo, es que se podría decir que todos los sitios de interés para visitantes están situados dentro de las dos primeras zonas de la red de metro, por lo que no hay que desplazarse mucho para hacer todo un recorrido turístico.
Incluso puedes pasearte por algunas de las estaciones que han servido como escenario en la cultura popular, como la película de la saga de James Bond, Skyfall o en la serie Sherlock.

 


 

Otra de las características más conocidas es su iconografía: su logotipo es uno de los más famosos del mundo, la tipografía fue diseñada en 1916 por el uruguayo Edward Johnson. Otro de los elementos más famosos es su mapa, cuyo estilo esquemático diferenciando todas las líneas por colores, ha sido tomado para diseñar, podríamos decir que, todos los mapas de las redes de metro de todo el mundo.

En general, el horario es de 5 de la mañana hasta la medianoche, a excepción del domingo, que comienza a las 8 am; uno de los aspectos que podrían ser considerados negativos, es el precio. De hecho está considerado como uno de los más caros del mundo.

Para que os hagáis una idea, un billete individual de metro cuesta un mínimo de 1,50 € en Madrid, mientras que en Londres viene costando el más bajo unas £4,90, lo que se traduce en 5,57 €.

Pero hoy en día hay alternativas que evitan que tengas que comprar billetes individuales. Así es el caso de la Oyster card, que no es más que una tarjeta que funciona con prepago a la que vas añadiendo saldo, que se va acumulando y nunca caduca. Puedes añadir el crédito en máquinas dentro de las estaciones u online.

 


 

La Oyster card es un método que agiliza tus viajes, pues no tienes que sacar billetes individuales y no genera filas eternas en las máquinas. Una de las mayores ventajas que tiene es que con esta tarjeta los viajes son mucho más baratos llegando a costar la mitad de precio.

Esta opción es muy buena si vas a hacer un viaje como turista, ya que puedes adquirir la llamada Visitor Oyster Card, que puedes utilizar en diferentes medios de transporte además del metro, como autobuses y tren. Al igual que las Oyster Card, presentan la ventaja de que cuando ya nos las vas a usar puedes retirar el saldo restante que te queda en la tarjeta.

Además, existe otro tipo de tarjetas que son las llamadas Travelcard que sería el equivalente al abono de transporte mensual con el cual pagas de manera anticipada por un billete que te sirve para viajar durante un mes de manera ilimitada. La diferencia es que la Travelcard la puedes pagar por un día, una semana, un mes o un año y su costo depende de las zonas que vayas a transitar.

 


 

Como decíamos anteriormente, las zonas turísticas más importantes se encuentran dentro de las zonas 1 y 2 de metro. A continuación una lista de algunos de los lugares más representativos y su estación y línea de metro correspondiente:

 


| Destino Turístico | Estación | Línea | Color |
| --------------------- | ----------------- | ---------- | -------- |
| Camden Town | Camden Town | Northern | negro |
| British Museum | Russell Square | Piccadilly | azul |
| Buckingham Palace | Hyde Park Corner | Piccadilly | azul |
| Piccadilly Circus | Piccadilly Circus | Bakerloo | café |
| Trafalgar Square | Charing Cross | Bakerloo | café |
| Big Ben | Westminster | Jubilee | gris |
| London Bridge | Tower Hill | Circle | amarillo |
| London Eye | Waterloo | Jubilee | gris |
| Torre de Londres | Tower Hill | Circle | amarillo |
| Abadía de Westminster | Westminster | Jubilee | amarillo |
| Catedral de San Pablo | St Paul’s | Central | gris |

 

Lo cierto es que, ya sea por necesidad o no, cuando uno viaja a Londres tiene que visitar al menos una vez su metro, que podría ser considerado una atracción turística y aunque sólo sea por decir que visitaste la red de metro más antigua del mundo. Porque, además, es posiblemente una de las mejores formas de recorrer la ciudad en su totalidad.




Artigos que você pode gostar

Some Spanish expressions with animals
Eva Villavieja
13 de Dezembro de 2018
Expresión 'In bocca al Lupo'
Sheila Pistolesi
13 de Dezembro de 2018
Motivation
Jonathan Race
13 de Dezembro de 2018